La dinamización pedagógica debe situar a los estudiantes como actores con capacidad de acceder eficientemente a la información disponible, usando este conocimiento para dar respuestas a problemas concretos del entorno. La gestión organizacional debe posibilitar la existencia de plataformas de procesos interconectados que integren tecnología, talento humano y recursos administrativos; y la gestión de comunidades debe permitir la creación de redes de contacto y colaboración entre la comunidad educativa de manera ágil y oportuna para trascender el aula como único escenario educativo.

Esta mirada integral es la que logra que efectivamente las TIC apalanquen procesos de transformación educativa estructurales, y se trascienda la óptica de la dotación de equipos como estrategia de presencia de lo digital en el mundo educativo.

Desde Proantioquia se recomienda la creación de ese último componente, una  entidad mixta y descentralizada para trabajar en un modelo organizado de TICs en la escuela, que se encargue de la gestión y apropiación tecnológica en la ciudad, que canalice esfuerzos y que permanezca en el tiempo; una institucionalidad que sintonice el contexto nacional con el regional y el local, que sea apoyo de las instituciones educativas en el uso de las TIC para la elaboración de planes, sistematización y evaluación continua.

Imagen de archivo

Compartidos