En su más reciente columna de opinión en el Periódico ADN, Piedad Patricia Restrepo, Directora de Medellín Cómo Vamos, hace una reflexión sobre la necesidad de que el Sistema de Información para la Seguridad y a Convivencia -SISC- sirva como herramienta de soporte para transformar nuestra realidad, generando alertas y permitiendo activar protocolos de actuación para la protección ciudadana y prevalente en nuestros niños y adolescentes.

El SISC del municipio de Medellín, ha sido reconocido como uno de los mayores avances en seguridad en la ciudad en los últimos años. Entre otros, el SISC ha sido referente para la formulación de la Política Pública de Seguridad y Convivencia. Asimismo, el SISC permite tener un termómetro diario de los homicidios y cada mes un balance de los principales delitos denunciados. Estos reportes dan mayor transparencia a la información, base para la acción pública y ciudadana.

Aunque hasta el 30 de julio de este año hubo ocho homicidios menos en relación con el mismo periodo del año anterior, se presentó un crecimiento del 64,7% en los homicidios de niños, niñas y adolescentes; en el caso de los adolescentes pasamos de 13 homicidios a 23 casos en dicho periodo.

Los reportes nos hablan de casos donde un bebé de tan sólo 16 meses es asesinado por su abuelo, o un adolescente sin ocupación conocida es asesinado con arma de fuego. Las cifras deben ser el detonante, las historias detrás de las cifras deben orientar nuestra respuesta como sociedad, en especial para garantizar entornos protectores.

El SISC debe servir como herramienta de soporte para transformar nuestra realidad, generando alertas y permitiendo activar protocolos de actuación que protejan la vida de todos, pero en forma prevalente de nuestros niños, niñas y adolescentes.”

Compartidos