Pese a los buenos resultados en materia económica de la última década en América Latina, y que repercutieron en la reducción de la pobreza y la desigualdad, todavía persisten retos de gran calado en la revisión y diseño de políticas públicas sociales que apunten a nuevos procesos de desarrollo en aquellos grupos poblacionales más afectados por el fenómeno de la pobreza, así lo indica el más reciente informe que sobre el tema publicó el Centro de Pensamiento Social .

El documento titulado Avances y desafíos en pobreza y desigualdad en América Latina y el Caribe, hace un recorrido por las principales cifras económicas para analizar puntualmente su impacto en los temas sociales y la calidad de vida en el continente. 

Compartidos