Cuando se habla de atención a la primera infancia se ha olvidado que su propósito esencial es el desarrollo integral de los niños. Es importante migrar del discurso típico de número de atendidos, por uno donde sea clave la evolución de los indicadores de su desarrollo. Sobre el tema reflexionó Piedad Patricia Restrepo, Directora de Medellín Cómo Vamos en su espacio de opinión en el Periódico ADN Medellín. 

“Hablábamos en la anterior columna sobre los desafíos en la atención integral a la primera infancia en el país y en Medellín. El primer desafío es el de la información necesaria para dar cuenta del avance en el desarrollo integral de cada niño y niña. Aunque el país ha avanzado en la conformación de un sistema único de información, aún son muchos los retos que debe superar. El primero de ellos es que el sistema se ha focalizado en la primera infancia que es atendida por el ICBF, dejando por fuera a los niños que son atendidos por otras instituciones o programas.

El segundo desafío es la apropiación de la información. La construcción de sistemas de información tiene sentido, no sólo en tanto permite hacer seguimiento a condiciones relevantes del bienestar de las personas, sino también en tanto permite transformar esa realidad mediante acciones de política. El sistema de información único con el que cuenta el país aún tiene un nivel de apropiación bajo. Aún no son claros los mecanismos de generación de alertas, para atender oportunamente los derechos de los niños.

Hasta el momento cuando se habla de atención a la primera infancia, se ha olvidado que el propósito central de la atención es el desarrollo integral de los niños. Por ello hay que migrar del discurso típico de número de niños y niñas atendidos, por uno donde la evolución de los indicadores de su desarrollo sean la clave.”

Compartidos