Antioquia y Colombia enfrentan un conjunto de desafíos para avanzar en la senda del bienestar. Éstos constituyen el marco de las definiciones estratégicas de Proantioquia:

  • Superar la desigualdad en el acceso a las oportunidades de progreso. Es innegable la concentración del crecimiento económico y el buen nivel de la calidad de vida en Medellín y su Área Metropolitana frente al resto del Departamento. Esta situación, y las diferencias en las condiciones de acceso, cobertura y oferta de servicios sociales entre poblaciones rurales y urbanas, impiden el desarrollo sostenible y con equidad de la sociedad.
  • Transformar variables estratégicas como la educación, la cual manifiesta aún atrasos inaceptables en calidad, cobertura y atención a la primera infancia.
  • Potenciar la capacidad de aprendizaje de todos los ciudadanos para aumentar la producción de riqueza de manera sostenida y sostenible, con base en la inversión empresarial y en el incremento
    de la productividad.
  • Generar riqueza social sobre la base de la innovación, el desarrollo tecnológico, el empleo y la formación de emprendedores con responsabilidad social, y visión internacional y de largo plazo.
  • Fortalecer los buenos gobiernos como elemento clave de la gestión pública, con eficiencia, efectividad, transparencia, liderazgo social y generación de confianza ciudadana.
  • Desarrollar políticas sostenibles y eficaces de reincorporación a la vida civil de los alzados en armas y de atención adecuada de la población desplazada.
  • Promover el control social como mecanismo ciudadano fundamental para incidir en las políticas públicas y el acceso a información objetiva, pertinente y confiable.
  • Propiciar alianzas público – privadas que permitan atender oportunamente las necesidades estratégicas de la región.