Como muchos emprendimientos, este también nació en épocas de universidad cuando un grupo de alumnos de Bioingeniería de la UdeA, ansioso por poner en práctica sus conocimientos, buscaba la oportunidad de materializar lo aprendido en clase. Todo comenzó en 2005 gracias a la solicitud del Plan Triángulo y el Comité de Rehabilitación de presentar solución a un caso puntual.

El reto fue aceptado y la satisfacción de la usuaria llevó a los jóvenes estudiantes a la primera etapa: pensar en convertir ese conocimiento y esa capacidad en una compañía. En el 2010, ya graduados y buscando alternativas de empleo, dan un nuevo paso y fundan Tekvo Bioingeniería. Hoy, siete años después, ya son 12 colaboradores en las áreas de recursos humanos, administración, ingeniería para instalación, servicio técnico, entre otros, atendiendo la demanda en el país, pero además pasando fronteras y llegando ya a los mercados de Ecuador, Perú y Venezuela.

Hablamos con Jorge Ramírez, Director de Operaciones y cofundador de Tekvo Bioingeniería, sobre esos inicios y los avances de Tekvo luego de su paso por el programa de Mentorías Proantioquia.

Proantioquia
¿Cuál es la misión de Tekvo Bioingeniería?

Jorge Ramírez
“Mejorar la calidad de vida de las personas en situación de discapacidad a través de soluciones que permitan facilitar el cuidado del paciente en casa y en instituciones; además eliminar las barreras arquitectónicas a través de soluciones de accesibilidad, siempre muy enfocados en dar una asesoría adecuada para que ese paciente, ese cuidador, ese terapeuta escoja un equipo que sí se adapte a las necesidades que tiene la persona en ese momento.

Buscamos garantizar que nuestros clientes puedan adquirir la solución que se adapte a su necesidad, por eso es tan importante la labor de nuestros comerciales escuchando muy bien qué es lo que busca el cliente, qué es lo que necesita, quién es la persona que lo cuida, cuál es el entorno en el que se mueve… De esa manera podemos seleccionar la solución adecuada a sus necesidades; teniendo en cuenta que nuestros equipos en parte son estándar y en parte se pueden adaptar o personalizar de acuerdo con esas necesidades puntuales.

Proantioquia
¿Cuál es el público objetivo de la empresa?

J. R.
“Estamos enfocados en diferentes públicos. El más importante es al usuario final, esa persona que tiene movilidad reducida y su núcleo familiar, que son quienes lo cuidan todos los días y que tienen que entender y vivir con esos retos que genera tener unas capacidades diferentes. Pero además tenemos soluciones para las instituciones que prestan servicios a las personas con movilidad reducida.

Igualmente, como la normatividad en Colombia viene evolucionando y busca que haya más espacios que sean inclusivos, donde las personas puedan acceder de igual manera a la educación, al trabajo, a la cultura, al entretenimiento… entonces también tenemos como público aquellos que prestan diferentes servicios, por ejemplo: hospitales, centros departamentales, centros comerciales, centros médicos, etc.”

Proantioquia
¿Cuándo llegan a Mentorías Proantioquia y cuál era la situación de la empresa en ese momento?

J. R.
“Un emprendimiento tiene diferentes etapas y cada una trae diferentes retos. En el momento en el que ingresamos a Mentorías Proantioquia Teckvo bioingeniería venía dando un crecimiento importante, tanto en el número de equipos que se estaban ofreciendo como en el personal que teníamos a cargo, entonces eso nos generaba dos retos importantes: uno, tener muy clara nuestra capacidad productiva para poder cumplir con los compromisos que adquiríamos con los clientes; y dos, tener una capacidad de liderazgo y de poder ser claro con el recurso humano para lograr que lo que nos planteábamos al interior lo pudiéramos reflejar al exterior.

Entonces iniciamos un primer acompañamiento con el empresario Rodrigo Villa, de Coservicios, quien nos ayuda a afianzar el proceso comercial, definiendo cuáles eran los diferentes tipos de clientes, cómo se prestaba el servicio, si se exigían pólizas o no, si eran clientes capaces de pagar antes de hacer la entrega o si pedirían la solución para luego realizar el pago. Además, revisamos temas como el de la motivación, el trabajo y el seguimiento con el equipo comercial, las herramientas y la estructura que hay que generar al interior para que las políticas y las reglas sean claras también para el cliente en el momento de recibir la asesoría por parte de nuestros comerciales.”

Proantioquia
¿Y tuvieron luego otro acercamiento con el Programa?

J.R
“Sí, seguimos después con un ejercicio bien interesante cuando vimos que ya había una marca posicionada y un interés por adquirir nuestros equipos. Entonces comprendimos que la necesidad desde la parte financiera.

Empezamos a revisar las líneas de negocios en una siguiente asesoría con el empresario Héctor Echeverri, de Premak, y profundizamos más en el tema financiero. Analizamos qué era rentable y que líneas no lo eran y llegamos a un punto que todo emprendimiento en algún momento lo ve venir y que es importante tenerlo claro: renunciar. Es fundamental como emprendedor aprender a renunciar.

Hay cosas que nacen con la compañía y que al ser uno socio fundador se enamora y cree que deben ser productos o líneas de negocios hasta el final de los tiempos, pero si los números y el mercado no responden de la manera correcta entonces hay que tomar decisiones”.

Proantioquia
¿Qué lección considera más importante a lo largo de estos procesos de Mentorías?

J. R.
“Lo más importante es que al final quien conoce la empresa es el emprendedor que está todos los días viviendo las situaciones que se presentan. Pero es una gran riqueza contar con esos pares o esas personas que tienen experiencia, que ya han recorrido un camino empresarial y que tienen una visión clara de los negocios. Hay momentos en los que uno debe estar seguro de que tiene la razón y tomar las decisiones de acuerdo al conocimiento adquirido, pero también hay muchos momentos en los que se debe reflexionar y replantear cosas que posiblemente no sean las adecuadas, que pueden llevar a un fracaso de una línea o al fracaso de la compañía misma, y es ahí donde esos Mentores son tan valiosos.”

Proantioquia
¿Cuáles son las proyecciones? ¿Qué viene para Tekvo?

J. R.
“Para Tekvo, en el mediano plazo, tenemos como visión ser una compañía rentable y sostenible, ofreciendo soluciones innovadoras que nos permitan atender de manera adecuada a nuestros clientes y que logremos educarlos en la adquisición de este tipo de productos.”

Compartidos