Lavanti es una empresa que se dedica a brindar soluciones de lavandería en todo el segmento no doméstico. Ya son 6 años prestando servicios de lavado industrial, secado y planchado a través de cuatro líneas de negocio, dos de servicios y dos de venta de producto.

El primer cliente fue Empresas Públicas de Medellín y desde ese momento, los nacientes empresarios no han parado de innovar y crear alternativas que los consoliden como oferentes líderes en el mercado. Ya son 17 colaboradores y muchos proyectos por desarrollar.

Sobre los avances de la empresa y su paso por Mentorías Proantioquia, conversamos con Federico Martínez, Director Comercial de Lavanti.

Proantioquia
¿Cómo surgió Lavanti?

F. M.
“Como muchos emprendimientos, Lavanti es más casualidad que idea. Nosotros nacimos en el 2011 a raíz de una contratación que estaba haciendo Empresas Públicas de lavanderías autoservicio y en ese momento surgió la idea. Nos pareció que era un mercado interesante, lo empezamos a explorar, a aprender del tema y ya llevamos seis años en esto y nos hemos convertido en los mayores importadores de equipos de lavandería industrial en Colombia.”

Proantioquia
¿El tema de las lavanderías funciona bien en otros países?

F. M.
“El modelo de negocio de lavandería autoservicio está probado en otros países, funciona muy bien, ya está muy aterrizado en Colombia y una persona puede montar una lavandería con una inversión de 50 millones de pesos y en un espacio de no más de 35 metros cuadrados.”

Proantioquia
¿Cómo funciona la empresa?

F. M.
“Tenemos cuatro líneas de negocios, dos de venta de producto y dos de servicios. Las de venta de producto son soluciones de lavandería para el sector institucional (hotelería, hospitales, fuerzas militares, campamentos, etc.) y la otra, lavanderías autoservicio, donde nosotros básicamente lo que hacemos es atender a emprendedores que quiere montar su propia lavandería con sistemas de pago, les ayudamos en el diseño, ejecución del proyecto, puesta en marcha y brindamos la asesoría. Esta una unidad de negocio se ha convertido en una muy importante para nosotros porque nos representa este año el 38 % del ingreso.

Dentro de las unidades de negocios de servicios tenemos una que atiende al sector institucional con infraestructura como servicio, donde nosotros ponemos la maquinaria, el cliente no invierte en la maquinaria, no es el dueño de los activos, nosotros somos los gestores de esos activos, le hacemos el mantenimiento y la garantía. Es un servicio todo incluido y le cobramos por ciclo de lavado.

Y en una última unidad de negocio de servicios tenemos las lavanderías compartidas en edificios residenciales. Lo que hacemos es que le ofrecemos al constructor la posibilidad de poner un servicio adicional dentro del proyecto, también sin ningún tipo de inversión. Nosotros instalamos equipos (lavadoras y secadoras) con sistemas de pago integrados, es decir, máquinas que reciben billetes, y las personas pueden disponer del espacio de lavandería dentro del apartamento para otros usos. Como ponemos varias máquinas en cada sitio de lavandería, las personas pueden hacer dos, tres y hasta cuatro lavadas a la vez, lo que resulta entonces en un ahorro de espacio en su propiedad y de tiempo a la hora de lavar.”

Proantioquia
¿Cuál es el valor agregado de Lavanti?

F. M.
“Sin duda es el acompañamiento. Nosotros tenemos un equipo de expertos, todas las personas que trabajan en la compañía tienen un proceso de formación en el tema y esto nos permite acompañar a nuestros clientes desde la asesoría de la venta, pasando por la instalación, la puesta en marcha, el soporte posventa, el análisis de la operación, cómo hacer las mejoras, etc. Entonces básicamente en el acompañamiento hacemos la diferencia.”

Proantioquia
¿Cuáles son los clientes de Lavanti?

F. M.
“Tenemos varios tipos de beneficiarios, puesto que tenemos varias líneas de negocio. Por ejemplo, en hotelería y en todo lo que es el sector alojamiento, además de beneficiar a los huéspedes, beneficiamos a los hoteles cuando sus clientes tienen estancias más placenteras porque cuentan con sábanas más limpias y más blancas. Eso se traduce para los hoteles en mejores calificaciones en los motores de búsqueda, que es uno de los factores que determina el mercado.

En los hospitales ayudamos a garantizar un proceso de lavandería totalmente aséptico, eso significa que se hace una prevención de las infecciones que se puedan presentar en el hospital y termina beneficiando al paciente porque le garantiza que no va a contraer una infección inclusive más grave que por lo que llegó a hacer la consulta.”

Proantioquia
Nació en Medellín, pero Lavanti ya presta servicios nacionales ¿Dónde está la empresa?

F. M.
“Nuestra compañía tiene cobertura de todo el territorio nacional, tenemos comerciales en cuatro zonas del país e igualmente tenemos presencia técnica de soporte en todos esos lugares, un aspecto que es fundamental para nuestros clientes.”

Proantioquia
¿Cuándo llegó la empresa al programa de Mentorías?

F. M.
“Lavanti entró al programa de Mentorías Proantioquia en el 2014. En ese momento teníamos tres años de constitución. La primera Mentoría que tuvimos fue con Juan Felipe Hoyos, presidente de Coninsa Ramón H.

En el segundo año de Mentorías estructuramos, con Luis Fernando Londoño, gerente de Comercialización de Isagen, una unidad de negocio que expliqué anteriormente y donde básicamente lo que hacemos es que ponemos infraestructura como servicio en sitios para nuestros clientes. Un modelo de negocio que es tendencia actualmente en el mundo.”

Proantioquia
¿Cuál fue el principal aporte del Programa?

F. M.
“Yo creo que tuvimos mucha fortuna en los dos años de Mentoría, tanto en los mentores como en que teníamos unos objetivos claros. Cuando uno llega a un proceso de estos es clave tener un objetivo puntual y definido. Nosotros sabíamos lo que queríamos desarrollar en ese momento y el logro más importante fue pulir el discurso y el modelo de negocio para que fuera bien aceptado por el cliente y tuviera una mejor bienvenida cuando llegáramos con la fuerza comercial a esas unidades de negocio.”

Proantioquia
¿Y les quedó, como emprendedores, un aprendizaje superior en todo el proceso?

F. M.
“El doctor Luis Fernando Londoño de Isagen nos hizo mucho énfasis en algo que se conoce mucho en el medio de los emprendedores pero que sin duda fue crucial para nosotros y es el tema de saber renunciar, saber renunciar a clientes, a líneas de negocios…

Nos enseñó a tener muy bien definido lo que la empresa hace y que no se puede meter en todo ni decirle sí a todo. Si un emprendimiento sabe renunciar y enfocarse en lo que mejor hace, va a tener un buen porvenir.”

Proantioquia
Ya son 17 personas en el equipo de Lavanti ¿Cuál es la importancia del equipo en todo este proceso de fortalecimiento de la empresa?

F. M.
“El rol más importante que cumple un equipo es ayudar a ejecutar, la ejecución es crítica y es tal vez lo más difícil. La planeación hoy, con todos los programas de Mentorías, especialmente MEGA, está mucho más soportada y es mucho más fácil encontrar asesoría en ese tema, pero la ejecución depende totalmente del equipo entonces si uno no tiene personas que logren capturar la identidad de la compañía, apersonarse del objetivo y ayudarle al emprendedor a hacerlo realidad, es muy complicado. El equipo es clave. “

Compartidos