COMUNICADO A LA OPINIÓN PÚBLICA

 

 

Frente a las recientes amenazas emitidas por una minoría de exmiembros de las FARC que han decidido retomar las armas desde la ilegalidad, Proantioquia, como parte del sector empresarial de la región, manifiesta su profundo y enfático rechazo. Hoy, más que nunca, se encuentra vigente nuestro compromiso con la institucionalidad, la construcción de paz y el Estado Social de Derecho en Colombia. Por eso hacemos un llamado a la unidad en medio de esta situación, para no generar nuevas polarizaciones políticas y sociales entre los colombianos.

 

Respaldamos las decisiones del Gobierno Nacional, en cabeza del Presidente Iván Duque, de activar los mecanismos jurídicos que contempla el Acuerdo Final frente a este gravoso hecho. La emisión de órdenes de captura, la acción integral de la Fiscalía, la Policía Nacional y las Fuerzas Militares, además de la expulsión de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), son acciones en el camino correcto para que el Estado prevalezca como garante de la seguridad en todo nuestro territorio.

 

Como Estado y sociedad, debemos acompañar y trabajar colectivamente para cumplir y garantizar el proceso de reincorporación en el que continúan cerca de 10 mil excombatientes de las FARC. Su compromiso y voluntad de hacer parte de la sociedad civil es esencial para seguir construyendo y desplegando acciones de paz y reconciliación en nuestro país.

 

Por ello, urge que la política de Paz con Legalidad sea una prioridad de la agenda pública nacional, y así acelerar la implementación del Acuerdo Final, para demostrar que la confrontación armada no es el camino y que la transformación territorial y una nueva cultura política, democrática e incluyente sí es posible. En este frente, estamos participando y continuamos con la voluntad de acompañar apuestas de desarrollo sostenible integral en los Espacios Territoriales de Capacitación y Reincorporación – ETCR, y dinamizar los proyectos transformadores incluidos en los Planes de Desarrollo con Enfoque Territorial – PDET.

 

La paz es el bien superior de cualquier Nación. Por ello, frente al escenario actual es necesario que todos los actores: partidos políticos, movimientos sociales, trabajadores, academia, gremios, organizaciones, ciudadanos e instituciones, trabajemos por la unidad en torno al Estado Social de Derecho. Solo así, será posible construir una sociedad que ponga la vida por encima de todo.

 

 

Medellín, 29 de agosto de 2019

Compartidos