En la actualidad, el Valle de Aburrá cuenta con 25 ecoestaciones o electrolineras, de las cuales 20 son de EPM y cinco de Celsia, afiliado de Proantioquia, números interesantes que podría hacer de Medellín, por ejemplo, potencia en movilidad eléctrica en el país.

Leer noticia de El Colombiano aquí…

“La movilidad eléctrica en Medellín es una ‘coopetencia’, competimos pero a la vez cooperamos, hay admiración de Celsia por Epm, compartimos ideas y las articulamos para la ciudad”, indicó Ricardo Sierra Fernández, presidente de Celsia.

Adicionalmente, EPM ha instalado 30 puntos de carga en unidades residenciales, la mayoría en El Poblado, y el precio de las recargas depende del estrato, indicaron. La idea, según el gerente general de EPM, es que la recarga de vehículos funcione de manera similar a los teléfonos celulares.

Ricardo Sierra,, mencionó igualmente que en Europa y Estados Unidos existen puntos de carga en postes de la ciudad y en las afueras. “Queremos poner estaciones entre Medellín, el Eje Cafetero y el Valle del Cauca, que conecten mercados y generen tranquilidad para hacer viajes largos”, sin embargo, manifestó que, por ahora, los vehículos son para un uso urbano.

 

Compartidos